Vuelve a soñar grande - QMS Comunicación
52119
post-template-default,single,single-post,postid-52119,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-2.2, vertical_menu_with_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

Vuelve a soñar grande

Todos somos creativos.

 

Pero, ¿por qué no nos enseñaron a desarrollar nuestra creatividad? No sólo no nos enseñaron sino que nos la quitaron.

George Ainsworth Land, autor de Grow or Die, utilizó un examen que la NASA empleaba para seleccionar a ingenieros creativos, para medir la creatividad de un grupo de niños de cinco años. El resultado: el 98% de los niños eran altamente creativos. El mismo grupo de niños volvió a hacer el examen a los 12 años con sólo un 30% de ellos altamente creativos, a los 15, cuando el porcentaje cayó al 12%. De media, sólo el 2% de la población adulta que hace ese examen es altamente creativa.

Entonces, ¿qué podemos hacer para recuperar nuestra creatividad? Picasso dijo en una ocasión que, “cada acto de creación es, ante todo un acto de destrucción”. Para poder ser creativo hay que destruir primero todas esas barreras que a lo largo de nuestra vida nos han ido poniendo. Hay que borrar ideas que otros grabaron a fuego en nuestra mente cuando éramos pequeños. Ideas como “sólo hay una respuesta correcta” o “el profesor siempre tiene la razón” y que han definido nuestra forma de pensar. Hay que volver a soñar a lo grande.

 

 

Y, ¿qué tal si empezamos por diez aspectos obvios de la creatividad? (O puede que no tan obvios…)

 

  1. Todo vale. La creatividad no es para genios. Todos hacemos algo bien. Detecta tu talento y explótalo.
  2. Diviértete. Canta en la ducha. Baila bajo la lluvia. No pegues portazos. Cena helado. Prueba un karaoke…
  3. Sueña. Dormido y despierto. Sueña imposibles y pasaran cosas que creías imposibles.
  4. Viaja. Sal de la rutina. Improvisa. Planea. Conoce sitios nuevos. Gente nueva. Costumbres nuevas. Y empápate de todo.
  5. Descansa. Relájate. Quítate el reloj. La mejor idea vendrá cuando dejes de buscarla.
  6. Cree en ti. No tengas miedo de hablar en primera persona. Tú eres tu mejor inversión.
  7. Cuestiona. Observa. Mantente alerta. Cuestiónatelo todo. Mete un “¿por qué no?” a cada conversación.
  8. Apunta todo. Las ideas se olvidan, se transforman, resurgen de sus cenizas, tienen vida propia y no querrás olvidarlas.
  9. Comparte. Tus ideas enriquecen al resto. Y se hacen más grandes gracias al resto.
  10. Shoot the moon. Apunta muy alto, “hasta el infinito y más allá”. El “no” ya lo tienes.

 

By: Marta López

4 Comments
  • Menchu Costa costa
    Responder

    La creatividad no funciona con mentes cansadas y hoy en dia es lo que premia.dejar la mente libre olvidarse de ordenadores y nuevas tecnologias y dejarse llevar por ideas que surgen.creer en uno mismo y sentirse orgulloso de lo que va floreciendo eso es para mi libertad de creacion y por supuesto compartirlo

    10 agosto 2018 at 10:45
    • Cierto, hay que creer en un mismo, e intentar ser diferentes! Gracias por tu comentario Menchu!

      30 agosto 2018 at 14:32
  • Me encanta Marta. Desde niños somos imaginativos y curiosos y vamos “siendo educados” hasta dejar de serlo.

    Tenemos que revelarnos ante ello!!!!

    30 agosto 2018 at 14:23
    • Totalmente de acuerdo! Habrá que poner medidas! Gracias Ignacio!!

      30 agosto 2018 at 14:27

Post a Comment