DIEZ RECOMENDACIONES GASTROQMSINAS - QMS Comunicación
52250
post-template-default,single,single-post,postid-52250,single-format-standard,qode-core-1.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,capri-ver-2.2, vertical_menu_with_scroll,blog_installed,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.7,vc_responsive
 

DIEZ RECOMENDACIONES GASTROQMSINAS

Es bien sabido que en QMS nos encanta Madrid, pero es posible que hasta nos guste más comer… Así que ¿y si combinamos pasiones? Continua leyendo para conocer una selección de nuestros restaurantes favoritos de la capital…

 

1.Thai Garden 2112

Me ENCANTA este Restaurante, totalmente recomendable en cualquier época del año. Tiene una terraza preciosa para poder disfrutar de las tardes/noches de primavera y verano, tiene un salón en plan reservado muy acogedor, no sólo puedes comer una deliciosa comida tailandensa, sino que también puedes tomarte una copa o cualquier cóctel riquísimo. Qué más se puede pedir…, yo lo elegí para mi gran día, mi boda.

Thai Garden 2112, C/ Arturo Soria, 207

 

2.Pólvora

En el corazón del Barrio de Salamanca se encuentra Pólvora, un restaurante que abrió sus puertas de la mano del chef Gonzalo Sainz (DStage). Con una decoración detallista y vintage Pólvora pretende trasladar al comensal por el mundo. La aventura es una arriesgada apuesta por la esencia de los sabores sin olvidar las raíces de la gastronomía española. Al fusionar y experimentar con diferentes culturas gastronómicas los fogones logran reinventar los clásicos de la manera más sorprendente.

Pólvora, C/ Juan Bravo, 23

3.EL QÜENCO (de Alberto Alcocer)

Muchos años desde la primera vez que probé su deliciosa casquería, que a mí me fascina, y ya es muy difícil de encontrar de esta calidad.

Sus tomates, y excelente verdura que se han ido haciendo famosos y abriendo sucursales.

Da gusto ir y poder decirle a Mercedes que estoy a dieta y que se encargue ella de que coma rico y sin más calorías de la cuenta. Para mí el Qüenco de Alberto Alcocer es como estar en casa, materia prima de altísima calidad, cocinada con cariño y sin extraños malabarismos.

Y, en verano, una de las terrazas más agradables de la zona.

Quenco, Av. de Alberto de Alcocer, 26

4.Don Giovanni

Don Giovanni abrió sus puertas en 2005 y desde entonces se ha consolidado como un referente en concina italiana en la capital. Quien lo visita encuentra un lugar acogedor, sin pretensiones, y 100% auténtico al que siempre apetece volver. Su chef, Andrea Tumbarello, “el rey de la trufa”, encandila con sus creaciones basadas en la tradición y el producto, contando con su propia línea basada en este hongo. Para los amantes de la cocina italiana, este es sin duda, un must que no perderse en Madrid.

Un plato que enamora: Uovo Millesimé: Yema de huevo de corral, caviar de trufa, parmesano, láminas de trufa y crema de boletus.

Don Giovanni, Paseo de la R. Cristina, 23

5.Barra M

Probablemente uno de los mejores restaurante de Madrid si de fusión hablamos. En Barra M todo sorprende, desde que entras y lo único que encuentras es una gran barra en forma de letra “M”, hasta que degustas cada uno de sus exquisitos platos. Cocina peruana, fusionada con diferentes comidas y cocinada en directo en muchos casos. Un pequeño secreto, si te gustan los Baos, aquí probarás uno de los mejores.  

 

Barra M, Calle Libertad, 5

6.Celicioso

El paraíso para los Celiacos, una pastelería y restaurante que ofrece una increíble variedad de productos sin gluten, desde pasteles y bollería hasta sándwiches, hamburguesa e incluso pasta. Hay tres distintos situados en varios puntos de Madrid, pero muy recomendable el situado en la Calle del Barquillo, 19, por la localización (comparte espacio con el Hotel Only You Boutique) y porque dispone de una carta para comer más completa.

 

Celicioso, Calle del Barquillo, 19

7.Okashi Sanda

Un restaurante japonés distinto a lo que estamos acostumbrados, con un menú que se aleja del sushi para ofrecer platos típicos de la cocina japonesa tradicional. Entre todas las opciones destacar el Takoyaki, un delicioso plato típico de comida callejera y que consiste en unas bolitas rellenas de pulpo y cubiertas con una salsa casera.

Es un local pequeño y acogedor situado en la Calle San Vicente Ferrer, 22, y es recomendable reservar antes para asegurar que tengan sitio.

 

Okashi Sanda, Calle de San Vicente Ferrer, 22

8.Ronda 14

El otro día leí en un blog la siguiente descripción de Ronda 14: «de Perú al cielo, con parada en Asturias» y me encantó. Es uno de mis descubrimientos de los últimos meses, desde que lo probé no he parado de recomendarlo. En la base cocina peruana, pero con importantes pinceladas de cocina asturiana, y matices de comida japonesa, hacen de este restaurante una combinación que sorprende y que no se olvida.

Ambiente relajado, buen servicio, comida fusión, y una muy buena calidad precio, ¿qué más se puede pedir?

 

Ronda 14, Calle del Gral Oraá, 25

9.Fellina

Bueno, bonito y barato. Si te mueres por probar unos espaguetis a la carbonara auténticos no te puedes perder este restaurante del grupo Le Cocó. Olvídate de sacrilegios con bacon o nata líquida, pide los espaguetis ‘alla carbonara originale’ y disfruta de su preparación en directo con yemas de huevo de corral, guanciale y pecorino. Si todavía tienes hueco, y más te vale, no puedes dejar de pedir el ‘Fagottino alla Nutella’ una especie de calzone rellena de deliciosa Nutella.

Fellina, Calle de Caracas, 21

10.Carbón Negro

Si te gusta comer en un sitio acogedor y con buen ambiente eres de los mios, y por eso te recomiendo Carbón Negro. Un restaurante en Juan Bravo, 37 cuya especialidad son sus platos a la brasa. Lo que me gusta de este sitio es que puedes esperar mesa mientras te tomas un cocktail en la amplia barra que tienen en la entrada, aunque te recomiendo que reserves mesa, ya que está muy demandado. Una vez estés sentado, te aconsejo que pidas las habitas con huevo poché, las gambas a la brasa, o las croquetas. De segundo, para los carnívoros como yo, tenéis que pediros la hamburguesa de vaca o el solomillo de vaca vieja. No os vayáis sin tomaros un postre y por supuesto acompañar la comida/cena con una buena botella de vino.  ¡Os va a costar levantaros de allí!

 

Carbón Negro, Calle de Juan Bravo, 37

No Comments

Post a Comment